22 de septiembre: Día Mundial de Lucha Contra la Leucemia

Informarse es el primer paso para combatir la leucemia

La falta de atención a los primeros síntomas o el retraso de un chequeo médico permiten que la enfermedad avance rápidamente en el paciente.

Buenos Aires, septiembre de 2014.- La leucemia es un tipo de cáncer que se origina en las células de la médula ósea e invaden la sangre. Con el tiempo, las células leucémicas tienden a acumularse en el cuerpo, aunque los síntomas pueden tardar en aparecer hasta 4 años.[1]

Cómo reconocer los síntomas

Si bien la leucemia tiende a aparecer de forma lenta y casi silenciosa, existen una serie de síntomas que pueden estar advirtiéndonos sobre la existencia de esta enfermedad.

Signos como la fatiga, la falta de apetito, fiebre intermitente, dolor en los huesos, anemia y palidez pueden ser un indicador de la enfermedad. Algunos de los signos o síntomas de la leucemia son similares a otros comunes en enfermedades menos graves. Análisis de sangre específicos y pruebas de médula ósea son necesarios para hacer un diagnóstico.[2]

Compartir la propia experiencia

Transitar esta enfermedad puede resultar difícil y doloroso tanto para el paciente como para  personas de su entorno. En la Argentina existen organizaciones, lideradas por pacientes y oncólogos, dedicadas a brindar la información y el apoyo necesario para empoderar y favorecer la calidad de vida y sobrevida de personas con cáncer. En este sentido, los grupos y asociaciones de pacientes son un ámbito de educación y contención muy importante para aquellos que fueron diagnosticados recientemente y necesitan información sobre cómo sobrellevar la enfermedad, conocer cuáles son sus derechos y favorecer el acceso a medicamentos.

Bristol-Myers Squibb  ha estado en la vanguardia del tratamiento del cáncer desde 1970 y sigue estando comprometido con el desarrollo de nuevas y mejores opciones de tratamiento que den esperanza a los pacientes.